Sobre la ciencia

Tenernos hoy en día muchos estudios sobre la enseñanza en los cuales se detallan observaciones, se hacen listas, estadísticas y cosas por el estilo. Pero no por eso estos estudios constituyen ciencia establecida, conocimiento establecido. Son solamente formas imitativas de la ciencia.

Source: idocare4design.wordpress.com

El resultado de esta imitación pseudocientífica es producir expertos. Tal vez los maestros aquí presentes que enseñan en el nivel elemental dudan de vez en cuando de los expertos. La ciencia enseña que se debe dudar de los expertos.

Podríamos definirla de esta manera. La ciencia es el convencimiento de la ignorancia de los expertos.” – Francisco Hernández Cadena

How to Do the Best Work of Your Life ᔥDiego Rodriguez, Influencer Partner at IDEO

Ask someone you respect, What do you think?, What can we do better,? Does this make sense?

Suddenly, while I was watching the Jim Yurchenco video, this Questions resonated deeply.

I know that feeling of Pursuing been better and I know there is always a better way, I know out there is someone that knows better.

To learn, to collaborate has become a major drive.

I relate to Jim, to IDEO and to so many people out there, because I know; we can make the difference only if within everyone resides this will expressed as constant search.

Enjoy the article, thanks to Diego Rodríguez at IDEO for this. Thanks to Jim Yurchenco that has been around my life in so many products.

Federico


Jim Yurchenco is the design engineer behind everything from the first Apple mouseto the Palm V to the Plié Wand from Julep. He just retired from a 40-year career at IDEO creating products which brightened the lives of millions.

Jim’s work was also about helping everyone around him excel. I was fortunate to have Jim as a mentor, coach, and project leader at IDEO. I did some of the best work of my life working with him. And the “how” was great, too: we never pulled all-nighters, but we always hit our deadlines, routinely achieving extremely innovative outcomes.

How to do the best work of your life? Well, here is Jim’s secret:

“Don’t accept done for good. And don’t accept good for excellent.”

Jim’s approach to excellence is anything but passive. It is rooted in action, passionately and optimistically pursued. He’s never one to sit back and procrastinate, waiting for inspiration and perfection to magically appear. He is constantly thinking, building, pushing, failing, learning—always striving to figure out a way to make things better. All of this coupled with an urgency to make decisions quickly and be productive, but with the sage perspective to step back and let things percolate when need be. In Jim’s world, excellence is both something you pursue, and something that comes to the prepared.

One morning in the late 90’s, while noodling on ways to cool the chips in the Intel Pentium II cartridge we were designing, Jim decided that our pursuit of excellence demanded access to a temperature-controlled, variable-speed wind tunnel. Today. Of course, we didn’t have one. But by that evening, after scavenging all of Silicon Valley for parts and applying some scrappy ingenuity, we had a twenty-foot long wind tunnel up and running in an unoccupied office we found at IDEO (whose owner was mildly surprised when she returned from her business trip). And then we used that wind tunnel to create a breakthrough design solution.

When you’re committed to excellence—and when everyone you work with knows it—failure becomes a mere bump in the road along the way to success. Once you stop accepting good for excellent, you can transcend limitations that would stop a normal team. Scarcity becomes abundance, hurdles becomes ladders, and you start doing the best work of your life.

That’s how Jim did it. And you can too: commit to excellence, believe there’s always a better solution, and make it all happen with optimism.

You can hear more of Jim’s wisdom in this wonderful video:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=NWuK2RcZUb8?rel=0%5D

Link to original article: https://www.linkedin.com/pulse/article/20140930173400-5935179-how-to-do-the-best-work-of-your-life?utm_campaign=buffer&utm_medium=social&utm_content=buffer9e705&utm_source=plus%2Egoogle%2Ecom

Nuestra identidad como empresa.

Si concebimos que lo que hicimos fue una propuesta y que estamos reconociendo lo que la gente o el mercado quiere, entonces podremos mejorar o cambiar nuestra propuesta. Y es justo ahí donde muchos nos atoramos. Creemos que lo que proponemos es lo adecuado y que solo debe ser mercadeado o vendido adecuadamente, pero eso no es del todo cierto.

Source: consultorescoparmexqro.wordpress.com

Si reflexionamos sobre nuestra identidad como empresa y recordamos que la identidad se vive y sucede, entonces podemos relacionarla con el cómo queremos que esto suceda.

I’m dedicated to amplify strengths instead of repairing weaknesses

I’m dedicated to amplify strengths instead of repairing weaknesses. I do it with perseverance/grit, self control, willingness, social intelligence, immense gratitude and optimism.

I have developed a space that recognizes the importance of differences and team working through collaboration, conceived to define challenges, choice creation, idea life ability and making happen possibilities.

I do and act within these principles for companies and organizations, sometimes for products, services and brands, but always always, I do it among friends.

Federico Hernandez-Ruiz
– Designer

_______________________________

Me dedico a amplificar las fortalezas en lugar de señalar las debilidades. Lo hago con perseverancia, auto control, mucho entusiasmo, con inteligencia social, inmensa gratitud y optimismo.

He creado un espacio de trabajo en colaboración que reconoce las diferencias y la importancia del equipo; éste lugar está concebido para definir retos, crear opciones y dar vida a ideas y hacer crecer las posibilidades.

Lo que hago a veces es para empresas y organizaciones, otras para servicios, productos y marcas, pero siempre siempre es con amigos.

Federico Hernández Ruiz
– Diseñador

http://www.linkedin.com/in/federicohernandez

Sobre la ciencia

Francisco Hernandez Cadena

Por Francisco Hernández Cadena.

Pienso que podría definir la ciencia más o menos así: la evolución en este planeta llegó a una etapa en la cual aparecieron animales inteligentes, no me refiero solo a los seres humanos, sino también a animales que juegan y pueden aprender cosas a partir de la experiencia, como los gatos. En esta etapa sin embargo, cada animal aprendería de su experiencia propia.

Un desarrollo gradual condujo a que alguna especie pudiese aprender más rápidamente; aun más, que aprendiese de las experiencias de otros, bien sea observándolos o porque otro le enseñase.

Se presentó entonces la posibilidad de que todos aprendiesen, pero que debido a una transmisión ineficiente una generación muriera antes de lograr transmitir a la siguiente lo que lo aprendió. Y entonces apareció la siguiente cuestión: ¿Será posible aprender más rápidamente lo que alguien aprendió por accidente antes de que se olvide, por mala memoria o por la muerte del aprendiz o de los inventores? Quizás llegó entonces una época en la cual, para alguna especie se aumentó la rapidez del aprendizaje en tal medida que sucedió algo completamente nuevo: lo que un animal individual lograba aprender se pasaba a otro y a otro, con una rapidez tal, que la raza en su conjunto no perdía lo aprendido. Se dio entonces la posibilidad de acumulación del conocimiento.

Se trata de un enlazamiento temporal. No sé quién lo llamó así por primera vez, el caso es que aquí estoy ante un conjunto de estos individuos que mientras están sentados, tratan de enlazar experiencias aprendiendo entre sí unos de otros.

El que la raza tuviese memoria, el que existiese una acumulación de conocimientos transmisibles de una generación a otra era un fenómeno nuevo en el mundo. Pero esta situación implicaba un peligro. Así corno era posible transmitir ideas provechosas para la raza, también se podían transmitir ideas que no lo eran. Vino entonces una época en la que, a pesar de ser muy lenta la acumulación no era siempre de cosas útiles y prácticas sino de todo tipo de prejuicios y de creencias absurdas y extrañas. Finalmente se descubrió una forma de evitar este mal. Dudar de la veracidad de lo que nos es trasmitido del pasado y tratar de determinar ab initio nuevamente esas situaciones a partir de la experiencia, en vez de admitir las experiencias del pasado tal como nos llegan. Esto es la ciencia, es el resultado de descubrir que es valioso volver a comprobar lo logrado mediante las experiencias pasadas de la raza. Así lo veo y es mi mejor definición.

Otra cualidad de la ciencia es que nos enseña el valor del pensamiento racional y la importancia de la libertad de pensamiento. Son resultados positivos que provienen de poner en duda la veracidad absoluta de las lecciones. Debemos distinguir, especialmente al enseñar, la ciencia de las formas y procedimientos que se utilizan a veces para desarrollarla. Es muy fácil decir “escribimos, experimentamos, observarnos y hacernos esto y lo otro”. Esto se puede copiar exactamente. Sin embargo, grandes religiones han desaparecido por contentarse con la forma olvidando el contenido real de las enseñanzas de los maestros. De la misma manera, es posible seguir la forma y llamarla ciencia, pero eso es pseudo ciencia. Estamos padeciendo una especie de tiranía en algunas instituciones que han caído bajo la influencia de consejeros pseudocientíficos.

Tenernos hoy en día muchos estudios sobre la enseñanza en los cuales se detallan observaciones, se hacen listas, estadísticas y cosas por el estilo. Pero no por eso estos estudios constituyen ciencia establecida, conocimiento establecido. Son solamente formas imitativas de la ciencia. El resultado de esta imitación pseudocientífica es producir expertos. Tal vez los maestros aquí presentes que enseñan en el nivel elemental dudan de vez en cuando de los expertos. La ciencia enseña que se debe dudar de los expertos.

Podríamos definirla de esta manera. La ciencia es el convencimiento de la ignorancia de los expertos.